Presentación y Competencias

El desarrollo de equipos portátiles y portables y la mayor accesibilidad a los mismos ha permitido el uso de la ecografía a la cabecera del enfermo. Los médicos generalistas han comenzado a usar esta técnica como herramienta complementaria a la historia clínica y exploración física, para descartar o confirmar una sospecha diagnóstica sin pretender realizar un estudio ecográfico reglado. Surge así el concepto de ecografía clínica como una exploración complementaria que, de forma rápida y en el lugar en el que se atiende al paciente, busca responder una pregunta clínica concreta con respuestas dicotómicas (por ejemplo: ¿Existe hidronefrosis? ¿Hay disfunción sistólica del ventrículo izquierdo?).

La ecografía clínica “potencia” los sentidos del clínico y, de esta forma, mejora la sensibilidad de su exploración física y permite realizar diagnósticos en un mismo acto médico. En múltiples estudios se ha demostrado una buena relación entre las exploraciones realiz

adas por médicos generales tras un periodo de formación limitado y la ecografía especializada en la evaluación de diversos parámetros de interés clínico. La ecocardiografía clínica ha sido probablemente la mod alidad más estudiada con una buena precisión en la detección de derrame pericárdico y disfunción sistólica y diastólica del ventrículo izquierdo. También la ecografía clínica abdominal y vascular es fiable para la detección de colelitiasis y colecistitis, trombosis venosa profunda, hidronefrosis y patología de la aorta abdominal. Recientemente, en un estudio del Grupo de Ecografía Clínica de la Sociedad Española de Medicina Interna, varios médicos de urgencias tras un corto periodo de formación en ecografía, mostraron una adecuada capacitación (sensibilidad del 92,6% y especificidad del 89%) en el diagnóstico de colecistitis, hidronefrosis, trombosis venosa profunda y diferentes problemas cardiovasculares.

Además, la ecografía permite guiar procedimientos invasivos (accesos venosos, toracocentesis, paracentesis) de ejecución cotidiana por parte de médicos clínicos con una notable disminución del riesgo de complicaciones lo cual hace que se recomiende como un estándar de cuidados en múltiples sistemas de salud.

La ecografía clínica tiene el valor añadido de permitir resolver o encauzar el problema del paciente en un mismo acto clínico, es un complemento a la actividad clínica tradicional que aporta información de relevancia en múltiples escenarios y aumenta la capacidad del médico para resolver los problemas del enfermo. Parece por tanto adecuado capacitar a nuestros profesionales en la práctica de la ecografía clínica básica, herramienta que se ha convertido ya en un estándar de cuidados para algunas indicaciones y es previsible que lo haga para muchas otras.

Competencias Básicas o Generales

Esta actividad, se orienta al desarrollo de la competencia en ecografía clínica básica para profesionales médicos facultativos y residentes. A través de un bloque de formación teórica online y otro bloque de formación práctica presencial se pretende que los alumnos adquieran las habilidades necesarias para la implantación y desarrollo de la ecografía clínica básica en el ejercicio profesional de la medicina clínica. El alumno realizará en este curso la fase inicial de la imprescindible “curva de aprendizaje” que le permita aplicar la ecografía clínica en patologías prevalentes donde ésta ha demostrado su utilidad.

Las competencias generales que se pretenden desarrollar con este curso son:

  1. A) Competencias técnicas:
  • Aprendizaje del manejo adecuado del ecógrafo y sus modalidades y ajustes para la obtención de imágenes de adecuada calidad.
  • Obtención de imágenes de ecográficas de ecocardiografía, ecografía torácica, abdominal, músculo-esquelética, articular y vascular básicas.
  • Realización de procedimientos invasivos guiados por ecografía (paracentesis, toracocentesis, artrocentesis y canalización de accesos venosos centrales)
  1. B) Competencias clínicas:
  • Interpretación de las imágenes ecográficas obtenidas.
  • Desarrollo de razonamientos diagnósticoterapéuticos basados en los hallazgos ecográficos. Incorporación de la ecografía clínica básica en el razonamiento clínico y manejo terapéutico.

Competencias Específicas

Las competencias específicas que se pretenden desarrollar con este curso son:

  • Conocer las indicaciones generales de la ecografía clínica básica.
  • Conocer los fundamentos básicos de la ecografía y aprender a manejar los equipos de ecografía (sondas, ajustes, modalidades, limitaciones técnicas).
  • Conocer y adquirir destreza en los principales planos y proyecciones anatómicas utilizadas para la ecografía clínica.
  • Detectar la presencia de líquido libre intraperitoneal, intrapleural y/o pericárdico.
  • Valoración básica del riñón y de la vejiga urinaria.
  • Valoración de la vena cava inferior y venas suprahepáticas.
  • Estudio ecográfico de la vesicular y vía biliar.
  • Valoración de diámetro de aorta abdominal y síndrome aórtico agudo.
  • Manejo de la ecocardioscopia con valoración de la función ventricular izquierdo, tamaño y función del ventrículo derecho, tamaño de aurícula izquierda, valoración de hipertrofia del ventrículo izquierdo, detección de derrame pericárdico y detección básica de valvulopatías.
  • Detección de trombosis venosa profunda.
  • Valoración pulmonar por ecografía.
  • Detección complicaciones de infecciones de partes blandas (colecciones, gas).
  • Detección de patología articular (derrame articular, sinovitis, erosiones) y tendinosa (tendinitis/tendinosis, rotura).
  • Utilización de la ecografía para guiar procedimientos (accesos venosos centrales y periféricos, paracentesis, toracocentesis, punción lumbar).
  • Utilización de la ecografía clínica multiórgano en escenarios clínicos concretos: Disnea, hipotensión, sospecha de TEP, dolor torácico, edema de miembro inferior.

· Conocer y manejar aplicaciones en desarrollo de la ecografía clínica: ecografía en enfermedades autoinmunes sistémicas, ecografía clínica en enfermedades infecciosas y patología importada.

Dirigido a

Número de plazas ofertadas: Máximo 60. Mínimo 40.

El Máster está dirigido a las siguientes especialidades:

  • Especialistas en Medicina Interna.
  • Especialistas en Cirugía General.
  • Especialistas en Medicina Intensiva.
  • Médicos internos residentes en cualquiera de estas especialidades.
  • Médicos en servicios de urgencias y emergencias.
  • Médicos generales así como otras disciplinas y especialidades afines.
Menú